Ángela Reyes

CILIRAS.  docx2/ 2

 

Deciliras* a Juan

 

LA casa está caliente, 

la nieve más allá de los cristales

el sol de los panales

se acerca levemente.

Los libros sueñan con tu mano ausente

y esa luz que les diste y no se apaga.

El tiempo con su draga

no quiebra tu ternura.

El pozo se adormece allá, en su hondura,

Juan, ¿qué más quieres que haga?

 

LO malo es el frío

ni su fiel campanil tocando a queda,

redoblando a arboleda

muerta en el neverío.

Tengo el cuerpo nostálgico, vacío

de tu boca cuando en mi boca ardía,

irguiéndose, alma mía,

con su miel más callada.

Se me murió tu beso y desolada

camino hacia la umbría.

 

TE quedaste dormido   

con el temblor del cirio que se apaga,

tu corazón no amaga,

calla dentro del nido.

Huele tu piel a noche en el ejido

donde el silencio abre rodadera.

Ya está Dios a tu vera

y con Él te vas yendo;

te vas y yo me quedo reviviendo

tu mano en mi cadera.

 

TU muerte es cosa mía.

No es de Dios ni del Ángel de la Guarda;

no, de la tierra parda

ni de la noche umbría.

Si acuné entre mis brazos tu agonía

y te arropé cuando el temblor postrero,

¾querido gondolero¾,

que me dejen tu muerte

no vayas con las lluvias a perderte,

paloma, en el calvero.

             

 

Ángela Reyes

 

* Decilira: Estrofa poética creada por Juan Ruiz de Torres y compuesta de los elementos versales que contienen la décima y la lira.   

Una respuesta a “Ángela Reyes

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s