search instagram arrow-down

Blogs que sigo

Ernesto Ernesto

 LA CORNÚA DE DIEGO PÉREZ

 

La cornúa de Diego Pérez,

que a su misma sombra faja,

merodeando está la costa

desde ayer por la mañana.

La calle La Línea entera

jubilosa canta y baila,

pues su enemigo conoce

qué mordida, qué cornada.

Alguien prepara trasmallos,

también chinchorros y trampas,

arpón con mortales dientes,

orden: Si la ven, la matan.

Pero la cornúa sigue

libre y libre entre las aguas.

A veces salta, se muestra,

y las gaviotas le cantan

“Saludad a nuestra amiga

la cornúa de las algas”.

 

Hoy el hombre continúa

persiguiéndola en su casa.

Ella no viene a la tierra

y la tierra va a buscarla.

Se escucha una voz suicida

“Hela allí, entre las trampas!”

“iLanzadle bien los arpones

con certeza, porque escapa!”

Su cuerpo siente el acero

clavado hasta sus entrañas.

Las aguas de tornan rojas,

violetas las nubes altas.

Y la cornúa, herida,

con fuerza embiste las tablas 

y el bote comienza a hundirse

y a hundirse en la lontananza,

rompiendo las perspectivas

del agua contra las aguas…

iNo hay salvación!, alguien grita.

Y el viento malva rechaza

que sus hipocampos carguen

cualquier humana palabra.

Y aún la cornúa prosigue

su ataque desesperado

contra todo forastero 

que intente usurpar sus aguas.

La calle La Línea entera

jubilosa canta y baila:

La cornúa de Diego Pérez,

que a su misma sombra faja,

merodeando está la costa

desde ayer por la mañana.

 

 Ernesto Ernesto., Cuba

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

CENTRO CULTURAL Y CARTA LIRICA F H

Carreta de los Henríquez en la finca El Laberinto

A %d blogueros les gusta esto: