search instagram arrow-down

Blogs que sigo

María Eugenia Caseiro

  La luna de Varela

 

          A Pancho y sus lunas móviles

 

Viajaron sobre una yagua

-cubanísima barquilla-

por la mar que es amarilla,

luna con pintor de fragua.

Con un pincel de majagua

posó a la luna en su silla

el pintor (¡La luna brilla

como piel de bibijagua!),

y en el ruedo de la enagua

plasmó el pintor su estampilla.

                   12 de septiembre, 2010

 

Dobleces

 

Porque amor insatisfecho

ni se brinda ni se toma,

se ha marchado una paloma

sin destino y sin pertrecho

con el corazón desecho

a morir sobre una loma.

Como si hablase otro idioma,

revoloteando en el pecho,

trae el viento, desde el lecho,

el canto de otra paloma.

 

Hojas secas

 

Envueltas las hojas secas

en un suspiro del viento

aquel domingo de adviento

volaban tras las arecas.

Aunque sé que las desflecas,

corriente de aire profundo,

¡qué apagado estaría el mundo

sin tu hálito contento!,

sin hojas que en movimiento

volaran tras las arecas.

 

Borrachera

 

Desde que cayó la tarde

sobre mi casa en el campo

quedó en el aire un escampo

de ventolera cobarde.

La sombra en su fiel aguarde

del farol se hacía dueña

y yo me sentí pequeña

cuando un fantasma viviente

apagó el farol ardiente

y comenzó a hablar por seña.

 

El Mantel

 

Caen las finísimas ondas

sobre la mesa en el canto

como el espíritu santo,

como las hostias redondas

evocando tiernas rondas

de blancura que en su anclaje

como perla en el encaje

va en divina complacencia

a posarse nívea esencia

de lino en tan grato viaje.

Fin de año

 

El almanaque amarillo

pende de una cuerda floja

el minutero que afloja

a cada hora su tornillo

devuelve al tiempo en anillo

que le da la vuelta al mundo

uniendo cada segundo;

cada primavera, otoño…,

veranos como un retoño

del cronómetro fecundo.

 

 

María  Eugenia Caseiro, E.U.A,-Cuba

CENTRO CULTURAL Y CARTA LIRICA F H

Carreta de los Henríquez en la finca El Laberinto

A %d blogueros les gusta esto: