search instagram arrow-down

Blogs que sigo

Roberto García

ESPANTAPÁJAROS FILÓSOFO

 

Yo soy un hombre de paja,

con cara de un sólo gesto,

que triste, en el mismo puesto

el año entero trabaja.

Ni siquiera una migaja

de sueño en la noche atrapo,

no soy sabiondo, ni guapo,

pero me dio por hablar,

y tendré que utilizar

este cerebro de trapo.

 

Aquí estoy crucificado

mirando para un lucero,

una sombra con sombrero

roto, entre un campo dorado.

Las nubes que me han bañado

se aburrieron de ofenderme,

algunas bajan a verme,

y cuentan con voz llorona:

¡qué rara es esta persona

que no camina, ni duerme!.

 

Si mi oficio es espantar,

las aves deben saber,

que no me puedo mover

ni mucho menos hablar.

Dios ¡a quien voy a asustar

con esta faz de rareza,

cuerpo de una sola pieza,

si en vez de imponer respetos

vienen los pájaros prietos,

a picarme en la cabeza.

 

No se cómo se sostuvo

mi cuerpo frente al revés

la tarde que por los pies

me estaba subiendo un jubo,

Llegó un viajero y detuvo

su mano en mi hombro flaco,

tranquilo, exclamó, yo saco

de aquí esté susto rastrero…

y me acomodó el sombrero,

y

me regaló un tabaco.

Ayer estaba tronando

sobre el vapor de la siembra,

y soñé con una hembra

que se estaba persignando.

No se sabe desde cuando,

mi abandono de muñeco,

clavado sobre este hueco,

no se cambia de camisa,

ni le saca una sonrisa

a un rostro de palo seco.

 

Si no escuchan está voz;

me voy a hacer el dormido…

¡qué importa ante un desnutrido,

que se coman el arroz!

Mañana vendrá la hoz

segando el plantón maduro,

y a mí por el rayo puro

que me está quemando el pecho…

¡nadie me apaga el derecho

de luchar por el futuro.

 

Roberto García, Cuba

CENTRO CULTURAL Y CARTA LIRICA F H

Carreta de los Henríquez en la finca El Laberinto

A %d blogueros les gusta esto: